¿PUEDE RECOMENDARME ALGO PARA LA IRA?

La ira es una emoción útil: señala, alerta. Las respuestas agresivas que le acompañan son conductas aprendidas, inadecuadas  ante situaciones consideradas de riesgo. Estos comportamientos no solucionan la amenaza, pero dan la sensación de cierta protección.

La conducta de ira deja al descubierto la escasez de respuestas efectivas para solucionar estados o situaciones desfavorables. Hacia los seres queridos, por lo general, se enfoca la carga agresiva con el daño que ello provoca.

No siempre es posible controlar las reacciones del entorno, sin embargo, sí se puede influir en la respuesta propia identificando las ideas y emociones asociadas a las situaciones que provocan enojo.

Algunos tips que pueden servir para afrontar la ira
  1. No considerar que toda conducta de alguien hacia Ud. persigue hacerle daño: Ver comúnmente mala intención en los demás dificulta entender las situaciones y su mejor solución. Además, puede que Ud. atribuya intención de daño basándose en experiencias pasadas y no por la situación actual en sí misma.
  2. Procure identificar, describir lo más objetivo posible qué le incomoda antes de apresurarse a realizar una evaluación que pase por alto aspectos importantes que no haya visto en un primer momento. No se predisponga de manera negativa, no se prepare para una posible pelea allí donde los motivos pueden ser inexistentes.
  3. Recuerde, el pensamiento claro gobierna la emoción y la conducta. Entonces, concéntrese en pensar con calma en la totalidad de la situación antes de actuar descontroladamente.
  4. Intente establecer una relación comprensiva con los demás. No se trata de Ud. contra el mundo.
  5. Tenga un autoconcepto valioso de sí. No se alimente una opinión negativa como persona agresiva, peleadora. Eso distorsiona su imagen, disminuye su autoestima y le impide buenas relaciones sociales.
  6. Piense e identifique las situaciones, personas, ideas, momentos en los que suele aparecer la ira. Puede que encuentre un patrón y le facilite aclararse qué le ocurre. Nadie se enoja con todo, con todos, todo el tiempo.
  7. La agresividad asociada a la ira es una conducta aprendida, por tanto, se puede desaprender y adquirir otras respuestas efectivas que le faciliten establecer mejor comunicación con los demás.
  8. En ocasiones la sensación de frustración provoca ira y da lugar a respuestas de odio: hacia uno, los demás, hacia todo. No se contamine, piense que ha tenido desagradables experiencias que hay que superar. No es lo mismo, ¨he tenido dificultades¨, ¨las cosas no me han salido como he querido¨ que, ¨soy un desastre¨, ¨no sirvo para nada¨, ¨no me merezco¨. Ud. se merece. Anótelo en su lugar más visible.
  9. Procure establecer una red de relaciones sociales: familia, amigos, gente de bien, que le ayuden a conocerse, a experimentar nuevas maneras de relacionarse. A ver que la vida también es bella. No se encierre en sí mismo, sobre todo si su cárcel personal lo tiene a Ud. como único reo.
  10. Aprenda y practique ejercicios de relajación: uso de la respiración, música, relajación muscular, pensar en temas que le resulten agradables y le saquen del estado de elevado estrés. La ira provoca tensión y la respuesta explosiva. La relajación frena, evita esta reacción descontrolada. Utilice la relajación antes, durante y después de la situación de tensión si esta se produce.
  11. Si no está seguro de que pueda manejar bien una situación determinada y puede evitarla, hágalo o acompáñese de alguien que tenga capacidad de ayudarle a mediar en el posible conflicto. No tiene que responder de inmediato si tiene dudas si tendrá una buena reacción. Sepárese, comunique su decisión de conversar en otra ocasión, es su derecho. Así podrá pensar con más calma y prepararse.

Espero que estos tips le ayuden. Le deseo éxitos en su autocontrol y bienestar.

Si entiende que debe consultar a un profesional de la ayuda para profundizar, explorar más en sí mismo, no lo dude.

Con gusto le ayudo.

Deja un comentario